Skip to content

¿Techo de CHAPA o LOSA de Hormigón?

Techo de CHAPA o LOSA de Hormigón

Si has llegado hasta acá seguramente te estarás preguntando qué te conviene más o qué es mejor para tu hogar ¿Techo de chapa o losa de hormigón? En este artículo te damos 5 razones para tomar una decisión acertada.

5 puntos de comparación entre techos de chapa y de losa de hormigón

Velocidad de colocación:

En este sentido un techo de chapa tiene una enorme ventaja.

Para techar un ambiente de un tamaño medio (Ej: 3,5 x 6 metros) un grupo de obreros puede tardar entre 3 y 4 días en montar la estructura de acero y colocar el techo de chapa.

Por el contrario, el techo de losa de hormigón es mucho más lento y requiere más tiempo.

Siguiendo con el ejemplo anterior necesitaríamos 3 días de montaje, armado y hormigonado y unos 28 días de fraguado.

Mantenimiento:

Nuevamente el techo de chapa tiene ventaja ya que no requiere de ningún tipo de mantenimiento.

En el caso del techo de losa necesitamos cierto tipo de mantenimiento. Es necesario renovar la pintura impermeabilizante y reparar grietas generadas por la contracción y movimiento del material.

Aislamiento térmico:

En este caso ninguno de los dos techos tiene una gran ventaja natural. Ambos requieren de instalaciones secundaria para aislarlos térmicamente.

Lo que si entra en juego es la inercia térmica de la chapa, ya que los techos de chapa requieren mucho menos tiempo para enfriarse cuando les ha dejado de dar el sol.

Insonorización:

En este punto el techo de losa toma ventaja por sobre el de chapa.

Los techos de chapa suelen ser muy susceptibles a ruidos provocados por la contracción y dilatación de los materiales ante el efecto del calor y claro, por la lluvia.

Este detalle puede ser importante sobre todo teniendo en cuenta el tipo de ambiente donde coloca meremos el techo. Reduciendo al mínimo la importancia de este factor en un techo de una cochera, por ejemplo, y siendo un factor clave en un techo de un dormitorio.

Costos:

Quizás el punto fundamental a la hora de definir que tipo de techo colocar en un proyecto.

En este punto el techo de chapa resulta ganador, siendo entre un 30 y un 40% más económico que un techo de losa (aun considerando aislantes acústico y cielorraso).

Conclusión:

Ambos sistemas son excelentes para un proyecto de vivienda, sin embargo en la sumatoria total y considerando especialmente que el techo de una casa puede representar hasta el 15 % del costo total de la misma, el techo de chapa tiene una gran ventaja por sobre el techo de losa.